Cualquiera puede mejorar la estética de su sonrisa, sin límites de edad, siempre y cuando no exista una enfermedad periodontal activa o diabetes, en cuyo caso necesitaría un mayor control del tratamiento.

Los tratamientos de ortodoncia no son largos ni muy costosos y los pacientes quedan muy satisfechos, mejorando su autoestima y su salud. Porque no sólo se consigue una sonrisa bonita, sino un buen funcionamiento y salud de las estructuras dentales.

Existen sistemas diferentes de ortodoncia, los brackets convencionales, los cerámicos transparentes, la ortodoncia lingual (en la parte trasera de los dientes, por lo que no se ve) y los alineadores.

¡Consúltanos!.