La boca y la sonrisa juegan un papel fundamental en la construcción de la propia imagen ideal.

Según un estudio realizado en 2015 por la American Academy of Cosmetic Dentistry, prácticamente la totalidad (99,7%) de los adultos estadounidenses considera que la sonrisa es un verdadero recurso en las interacciones sociales y, concretamente, el 74% cree que una sonrisa poco atractiva es un obstáculo para el éxito laboral.

La atención prestada a la boca desde el punto de vista estético, se convierte en una forma de gustar a los demás, aumentar la confianza en uno mismo y realizarse personalmente.

En la actualidad el ámbito estético se ha convertido en el principal factor que impulsa el sector dental, pues es lo que los pacientes buscan.